Balance de fin de temporada

Acaba la temporada, la cuarta de nuestra historia, y toca hacer balance.

Primero, vamos con los datos.

A nivel de licencias se ha aumentado en buena cantidad, prácticamente doblando el club. Se ha llegado a firmar 61 licencias de jugadores masculinos y 33 femeninas. Los factores que lo explican son varios: primero, de cara al masculino, el impulso de la Liga de Desarrollo (que se propuso desde este club) abría las puerta a que todo el mundo jugara, se divirtiera, y como consecuencia de sumar minutos, mejorase, y se integrase más en el club. Por parte del femenino, la base de jugadoras en el Trofeo Rector ha consolidado un gran grupo.

Por otro lado, la decisión por parte de la Federación de retomar la Copa de Aragón, ha hecho atraer a gente que por diversos motivos, no se podía comprometer a una temporada entera, o bien, ha conocido el club con la temporada ya casi acabada. Nos parece un total acierto este tipo de iniciativas (competición extra con miras a ser formativa y reducción del precio de licencia) y damos gracias a la Federación por ello.

A nivel deportivo:

El femenino no ha notado para mal, sino todo lo contrario, el pasar de jugar seven a jugar a XV. Jugadoras que iniciaban este año, no sólo su andadura por el club, sino que empezaban de cero en rugby, han acabado entendiendo los principios básicos y aplicarlos en el campo. Son un grupo muy comprometido, hay muy buenos mimbres con los que trabajar, no hay apenas distinción entre veteranas y novatas. Tienen que continuar con esa senda de trabajo, tal como reza nuestro lema con «humildad, respeto y sacrificio» pues es un equipo que puede darnos muchas alegrías en un futuro no muy lejano (más aún de las que ya nos ha dado este año).

Han quedado segundas en la Liga, con 6 partidos ganados de 8 disputados. Sólo han perdido ante las campeonas de Liga, que llevan comandado el rugby aragonés desde hace tiempo, el Universitario. Son, junto al equipo nombrado, las únicas que han tenido una diferencia entre tantos a favor y en contra, con signo positivo, y por último, destacar que en los 6 partidos ganados, han obtenido bonus ofensivo en todos ellos. Además, ganaron en un amistoso al Rioja C.R. y quedaron segundas en la Copa.

El masculino: Aunque hay una sensación de que hemos «tirado por la borda» todo el trabajo hecho durante la primera vuelta, es una sensación fruto del mal endémico de nuestro rugby regional, el querer que salga todo YA. No. Las cosas llevan su tiempo, cuesta mucho escalar y para nada se ha retrocedido con respecto al año anterior, sino que se ha subido (se ha ganado a rivales que no se había hecho en otros años y en sus campos). Se ha debido de manejar un grupo muy amplio, con muy pocos recursos (un entrenador para 45 jugadores que había en los entrenos con mejor asistencia). Se ha jugado un total de 29 partidos entre amistosos, Liga Regional, Liga desarrollo, Copa Oro y Copa Plata. Esos minutos valen oro, pero los frutos se recogen para el medio plazo. Ahora bien, sí que hay que explicar el «bajón» en la segunda vuelta y no echar balones fuera. Como ya se dijo en anteriores publicaciones de la página, hubo tres partidos no competitivos: contra Gigantes/Ejea y contra Universitario (el último de Liga y la vuelta de los Play Off). Esas desconexiones son fruto de una juventud propia del grupo. Salir diferente dependiendo del rival contra el que se juegue, algo que no puede permitirse un equipo que quiere ganar una competición, que la gana el equipo más regular. El inicio del Trofeo Rector, no sólo con sus lesiones, sino con su cansancio físico acumulado, puede ser otro de los motivos, sin embargo, desde el club, NUNCA SE VA ALENTAR A NO JUGAR. Somos conscientes de que nacimos del Trofeo Rector, nos enorgullecemos de ello y debemos ser consecuentes, además de que nos alegra mucho que los jugadores de la familia íbera, ganen títulos con sus facultades, conozcan a gente de otros equipos y animen a gente iniciada, les guíen en sus primeros pasos y les inviten a entrenar y dar el paso de federarse. Eso ha sido así desde la creación del club, y debe seguir siéndolo.

De nuevo, vamos a analizar datos, (aunque en la web de la Federación, están sólo los datos de la fase regular):

De 10 partidos, 6 ganados y 4 perdidos (aunque cabe recordar que se eliminaron los partidos de Jaca, y tampoco se jugó la vuelta contra Soria quedando un 7-0 por incomparecencia). 223 puntos a favor y 166 en contra, una diferencia favorable de 57 puntos, y sin embargo, con tan sólo 4 ensayos de diferencia (29 a favor y 25 en contra). Hasta ahí, los puntos reflejan bien el haber acabado terceros en la fase regular, sin embargo, somos junto con el primero, los que encabezamos los bonus defensivos (con 2 puntos), lo cual significa que hubo dos partidos ajustados que pudieron haberse ganado. En los puntos globales, sí que se advierte ese «salto» ya que nos quedamos a 3 puntos del segundo clasificado, y sin embargo, sacamos 7 al cuarto clasificado, por lo que se aprecia que nos quedamos a un partido de haber sido segundos, pero no peligraba la tercera posición, que fue el objetivo que inicialmente se marcó a principio de temporada.

Respecto al equipo que jugó la Liga de Desarrollo, en el plano de la competición, se quedó último. Sin embargo, para nada era el objetivo. La misión principal era formar jugadores, y sumar muchos minutos. Por eso, los números que importan son los siguientes: han jugado 5 partidos de competición de Liga, 3 de Copa, y 4 partidos amistosos. Muchos de los que forman el núcleo duro de este equipo, han acabado jugando en la Liga Regional y en la Copa Oro.

Por último, hemos sido el único club que disputó la Copa de Aragón, en todas sus modalidades (Copa femenina, y las dos masculinas), reflejo por tanto del esfuerzo e ilusión que se toma desde la directiva del club para que la gente juegue más partidos y poder seguir avanzando y ganando experiencia.

Así pues, una temporada con sobresaliente en el plano social, y con notable en lo deportivo. Nuevos retos se vienen. Seguir creciendo en número de licencias, sacar escuela, aumentar el número de entrenadores y su formación, aumentar el staff (no podíamos olvidarnos aquí de que ya contamos con fisio en el club) y aumentar patrocinadores. En definitiva, seguir creciendo, haciendo las cosas sin prisa pero sin pausa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.