Crónica. ¡¡HEMOS VUELTO!!

Una mañana soleada, buena temperatura y muchas ganas, sobre todo, muchas ganas de volver a jugar a rugby, es lo que se pudo ver durante el sábado.

Íbero – Fénix

El duelo empezó bien para el conjunto rojiblanco, quien tuvo un dominio territorial y de posesión durante los 30 primeros minutos. Dos ensayos de Alberto, transformados por Gallego, serían el premio a una buena continuidad, una touch más fiable que en anteriores ocasiones y un ataque donde las segundas cortinas ofensivas, y los pases en falso ya van siendo una realidad. El Fénix empezó a mover el banquillo, y contando con dos equipos enteros, a los nuestros les empezó a pasar factura. Nuestros tres pilares, se tendrían que enfrentar a unos cambios de balonmano, tratándose de un amistoso. Ibáñez, con sus 80 minutos de juego, demostró sus galones de capitán.

El Fénix tomaría las riendas en la segunda parte y daría la vuelta al marcador con 4 ensayos. Ahora era el contrario el que nos encerraba en nuestro campo. No obstante, en los últimos 15 minutos de juego, el Íbero, volvió a demostrar buena continuidad y volvió a campo contrario. Un ensayo de Mario Martínez «Mocho» acercaba el marcador. De nuevo, se daría una nueva oportunidad, que moría en la orilla, con un balón no posado en la zona de marca contraria por Vicente.

Muy buenas sensaciones de juego. Se tiene en consideración que teníamos una convocatoria que sería la de un partido normal, mientras que se tuvo que enfrentar a prácticamente dos equipos enteros (y sus respectivos cambios) por parte del rival.

LINCES – FENIX SUB18

El enfrentamiento contra los Sub18, lejos de lo que le pueda parecer al no entendido del rugby regional, es sin duda, uno de los partidos que más difícil resulta de jugar, especialmente en defensa. Los años de rugby que tienen unos chicos muy jóvenes, que sin duda son una cantera que nutrirá más pronto que tarde, las filas del equipo de división de honor B, lo demuestran.

Lo mejor del partido fue la reacción tras el descanso. Una mala primera parte hizo que Couso, veterano que guía a los más jóvenes, espoleara a las huestes, y que sin duda tuvo frutos. Se encadenaron más fases, hubo mejor orden y se obtuvo el premio del ensayo, posado por Borja, tras un buen touch-maul. Debutaron Hugo y Samu, volvió «Marti» (quien no parece que haya estado alejado del rugby año y medio, no ha perdido nada y dio muestras brillantes de juego), Aitor y «Chami» recuperaron sensaciones, y Lores, estuvo espectacular con su punta de velocidad en acciones defensivas, evitando varios ensayos en primera instancia.

Gracias a los aficionados que acudieron a la grada respetando el aforo, al equipo femenino apoyando también, y a los patrocinadores, LUJAMA y CBRE que nos han acompañado este año tan difícil. Ahora por fin podremos hacer que su marca sea vea en los campos de nuevo.

PREVIA: ESTAMOS DE VUELTA!!

Hace mucho, que no se escriben previas. Hace mucho, que no nos ponemos la equipación completa. Hace mucho, que no jugamos un partido de rugby. Pero eso, va a cambiar este sábado.

A las 12:30 empezará el partido Fénix – Íbero, mientras que a las 15:00h lo harán los sub18 de ellos, contra nuestro filial, LincesXV.

En un complicadísimo año, el club va a apostar por volver a inscribir dos conjuntos sénior masculino en la competición. Y es que aún se sigue sumando gente a nuestras filas . Es notable, que en un año en mitad de una pandemia mundial, no sólo no estamos bajando en número de licencias, sino que además, vamos a conseguir crecer. También en el equipo femenino, que aunque no juega este sábado, sigue sumando gente nueva con una asistencia a los entrenamientos que supera la veintena.

En lo deportivo, como siempre, dos objetivos distintos para dos partidos distintos. En el primero, testear virtudes y defectos, imprimir ritmo, y en especial, centrarse en el ataque, que venimos trabajando desde hace ya tiempo. En el segundo, sumar minutos, ver a jugadores reenganchados hace poco, y debut de algunos bisoños, pero prometedores jugadores.

No podemos tampoco olvidarnos de los patrocinadores que han seguido fieles a nosotros este año, LUJAMA Grupo Inmobiliario y CBRE. Por fin vamos a poder llevar su marca a los campos, otra vez.

Habrá un aforo máximo del 30% entre el público. Apelamos así mismo, a la responsabilidad de mantener una distancia adecuada en las gradas. No obstante, nos encantaría poder ver una grada lo más «llena» posible.

Crónica. Primeros partidos de la temporada

En el mediodía y la tarde del sábado 17 de octubre, volvíamos a jugar, después de mucho tiempo en el que, debido a lo que todos sabemos, se paró el mundo.

Muchas ganas e ilusión eran las que se tenían puestas en estos primeros partidos y pese a que algunos no pudieron estar (gente de hecho, importante, y que apunta a la titularidad), se vio un equipo con muchos mimbres.

Contra Fénix A, dos partes muy diferenciadas. En la primera, tras dos fases de fijación, los balones abiertos nos hacían mucho daño al encontrarnos siempre en inferioridad. En la segunda parte, más posesión, y una buena defensa hacían que Fénix no ensayara hasta ya casi al final.

Contra Fénix B, un partido más igualado, pero con un notable cansancio físico de la delantera (¡tan sólo con dos cambios y habiendo jugado 40 minutos ante un rival que les exprimió un ritmo frenético!) hicieron decantar a su favor el partido, con un resultado apretado pero justo, debido a los numerosos golpes de castigo que fruto de esa acumulación de minutos, se cometían en la 22 propia, durante los últimos compases del partido.

Destacar la actitud colectiva de todos los jugadores.

Íbero of the match para Luismar, que no le importó hacer sangrar su oreja y completar los 80 minutos.

El partido de Linces, sin cambios en delantera y con mucho debutante (Iván, Dani Serrano, Borja, Julen, Nacho Lores, Sergio Laguardia, y Miguel Guerra), pudo verse un orden ofensivo en el paquete de delanteros, pero no tanto en la línea de tres cuartos, lo que condenó a no crear peligro a un Fénix sub18, que pese a su joven edad, sumaban más años de rugby que nuestro conjunto.

Lince of the match para Eugenio, que con el 8 a la espalda dio un recital en la entrega al placaje.

Primer amistoso de la temporada

Este próximo sábado 17, los dos equipos masculinos saltarán de nuevo al césped para jugar. Por supuesto, amistoso, y por supuesto con partes pactadas.

Íbero jugará contra Fénix A, que sigue su preparación para iniciar la competición de División de Honor B, y contra Fénix B, quien será rival directo en la Liga Regional. Es todo un orgullo poder jugar contra un equipo de mucho más nivel, del que podemos sacar buen aprendizaje, y exprimirnos a jugar a un ritmo más rápido. La lástima será que faltarán buenos e importantes jugadores, algunos por lesión (Asio, Checho y Diego Bazo) y otros por encontrarse fuera o con compromisos (Carlos Esteban, Mario Martínez «mocho», Ernesto, o Carlos Orgaz).

Por otra parte, Linces, jugará contra Fénix Sub18. La edad no quiere decir nada, y frente a un equipo con edad juvenil, habrá uno que desde nuestras filas será mezcla de veteranía (en la delantera y en los medios) y gente nueva (principalmente en la línea de tres cuartos), que eso sí, apunta a muy buenas maneras.

Lo mejor de ambos encuentros será sin duda la vuelta de veteranos que vestirán de nuevo las rayas rojiblancas y el debut de gente muy prometedora que nos puede regalar grandes tardes de rugby en el velódromo.

El femenino sigue su preparación entrenando pero de momento no quiere realizar encuentros.

Un mes de entrenamientos

Llevamos ya 4 semanas de entrenamientos. Desde hace dos semanas, con la desaparición de las limitaciones al contacto en los entrenamientos, la situación se parece más a lo que viene siendo un entreno en plenas condiciones.

El equipo femenino está muy renovado y ha habido partida de unas cuantas jugadoras que se han ido, bien a estudiar erasmus, bien a proseguir sus estudios a otras partes de España. No es fácil la tarea que tienen Roberto como entrenador, ayudado por Alodia para, de nuevo, reconstruir un equipo. No obstante, no es la primera vez que esto ocurre y es seguro que el buen trabajo está asegurado con ellos.

Se sigue contando con alrededor de 30 jugadoras, si bien, menos que al comienzo del año pasado, un buen número, dadas las circunstancias.

El masculino, sigue creciendo en gente. La asistencia a los entrenamientos ronda los 40, de un grupo a priori más numeroso, que aun tiene que incorporar a más jugadores. De nuevo, con vistas a que al final habrá competición, se presentarán dos equipos, como viene siendo habitual desde los dos años anteriores.

Bien es cierto, que también ha habido un cambio. Frente al punto fuerte del año pasado con una tres cuartos especialmente rápida, tanto de manos como de pies, el de esta campaña parece que será protagonista una delantera que cuenta con fondo de armario, kilos, y gente experimentada. No obstante, la línea sigue teniendo jugadores con mucho desparpajo y ha habido incorporaciones interesantes. Únicamente hay que reestructurarla, pero tiene pintas de que bien ensamblada, seguirá siendo clave para el esquema de juego abierto que quiere implantarse.

Lamentar únicamente las dos primeras lesiones del grupo, con Chencho y Diego Bazo como protagonistas, deseando que estén recuperados lo antes posible.