Crónica de la jornada

Ambos equipos ganaron ayer en el velódromo. Primero fue el masculino, 59-19, y luego el femenino, por un emocionante 24-20 ante el Ingenieros de Soria.

MASCULINO

A pesar del abultado resultado, no todo fueron cosas positivas. El rival, muy mermado por las bajas (vinieron 13 a jugar, y tuvimos que pactar las melés, pero desde aquí, brindamos por su bravura y valentía a lo largo de todo el encuentro), empezó con más determinación que nosotros, que no parecíamos tener ganas de placar. Últimamente, este aspecto del juego nos cuesta mucho, y es básico, sin más. No se puede jugar a rugby sin placaje.

Tras quince primeros minutos en mitad de campo, una patada de pampa ponía a Lalo un ensayo en bandeja, tras un bonito bote que el ala recogió con maestría. Tras ese ensayo, otro, de los más ordenados que pudimos ver, llegó por parte de Sarasa, que rompió bien la línea y le bastó otro contrapie para irse directo a zona de marca. Cayó otro más por parte de Víctor, con una carrera desde medio campo, otro de Munu, fruto de la presión que realizó (ayer jugando de flanker) y dos más de Mariano.

En la segunda parte anotarían “Vegi” y Mendizábal, que ambos hicieron un trabajo en defensa como nos suelen tener habituados, es decir, colosal. Lacambra, anotó 7 transformaciones. Sin embargo, nos dormimos, cometimos muchos golpes de castigo e Ingenieros de Soria lo aprovechó, para marcar tres ensayos. Dos tras fases de delantera en nuestra línea de 5 (que habían llegado ahí por los golpes que anteriormente habíamos producido) y otro por un robo de balón en una jugada a la mano que la línea íbera jugó de manera robótica y sin mirar enfrente.

Partido con objetivos parcialmente cumplidos. Bien por la victoria con bonus, mal porque nos sigue faltando esa actitud agresiva (que no violenta) en el placaje. Quedan 3 partidos de los cuales dos son clave, y no hay margen de error.

FEMENINO

Tras la victoria del masculino, era el turno del senior femenino. El partido se afrontaba de una manera complicada debido a varias bajas por lesion y alguna de ultima hora que forzaban el jugar a rugby 7 con un solo cambio. Por ello el discurso durante el calentamiento estaba claro, mantener la actitud durante los tres tiempos de diez minutos con una buena defensa y acudir a los apoyos en ataque.
Empezaba el partido con una buena patada de rizos metiendo a las ingenieras en su campo. Pero pronto las castellanas con sus buenos apoyos y el desorden local en la defensa demostraron el porque van segundas en la clasificación abriendo el marcador con un 0-5. Tras este ensayo, la mentalidad de las blanquirojas cambio, comenzaron a ser un bloque en defensa. En ataque aun faltaba el llegar a los apoyos mas rápido, hecho que aprovecharon las visitantes para robar varios balones. Ya casi al final del primer tiempo, Rizos se escapaba para inaugurar el marcador del Íbero, poniendo el 5-5 con el que terminaría la primera parte. El segundo tiempo comenzaba igual que había terminado el primero, con las nuestras metidas en el campo visitante presionando mucho en ataque, pero a la hora de la verdad o se caía el balón hacia delante o era robado por las sorianas. Así después de varias fases al borde del ensayo, de nuevo Rizos, cogía ella misma la bola y posaba 10-5. El cansancio comenzaba hacer mella en nuestras jugadoras y Tere tras recibir un fuerte golpe en el vientre tuvo que retirarse del campo, quedándose el equipo así sin cambios y con medio partido aun por delante. Esto lo aprovecho Soria y tras un balón que recibía su ala, conseguía de nuevo igualar el resultado. A partir de aquí, las defensas sobresalieron mas que los ataques de ambos equipos, hasta que de nuevo Rizos levantando ella misma la bola en un ruck se escapaba para conseguir un nuevo ensayo con su posterior transformación y dejando el 17-10 que finiquitaba el segundo tiempo.
Con el partido aun sin resolver, comenzaba el último tercio de partido. Si en la parte final del segundo tiempo destacaron las defensas, en este fue todo lo contrario, ambos equipos se encontraban sin cambios y la recolocación defensiva para ambos equipos fue casi nula. Lo mismo con el ataque, ya que a penas se llegaba a los apoyos. Así tras una salvada de Irene al borde del ensayo, Soria volvía recortar distancias para poner el 17 a 15. Las ingenieras asediaban la veintidós local pero en un despiste Alodia robaba la bola y llegaba hasta campo Soriano tras volver a levantarse después de un placaje. Después del segundo placaje Rizos de nuevo se hace con el balón para conseguir su póker de ensayos y una nueva transformación, 24-15. Para terminar, las visitantes hicieron un último esfuerzo para conseguir un último ensayo que les daba el bonus ofensivo y el defensivo dejando un resultado de 24-20. Partido muy sufrido y en el que la ausencia de cambios se noto demasiado, pero que finalmente luchando se pudo sacar adelante. Con este resultado, el Íbero femenino se aseguró su presencia en el play off por la lucha del título que disputaran las cuatro primeras.

One thought on “Crónica de la jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *