Crónica del fin de semana

Buena jornada la que se vivió en el velódromo la tarde del sábado. Ambos equipos, Íbero masculino y femenino, ganaron a sus homónimos del Seminario de Tarazona.

Íbero CR 28 – 15 CRS Tarazona (MASCULINO)

Nada más comenzar el encuentro, el Seminario ensayaba ante una alarmante falta de placaje por parte de los nuestros.

Sin embargo, poco le duraría la alegría ya que breves minutos después, Lalo, con una patada a seguir realizada por él mismo, anotaría el ensayo del empate. Dos golpes de castigo pasados por Luismar, aumentarían la ventaja y pondrían un 11-5 bastante favorable. El dominio territorial y de posesión daría más frutos con otro ensayo de Chamarro, pese a la presión alta que ejercía Tarazona. Una breve desconcentración hacía que «los curas» anotasen de nuevo otro ensayo sin transformar, pero al filo del descanso, Mario Martínez «Mocho» ensayaba con gran actitud bajo palos, para que Luismar tuviera fácil la transformación. Así pues, una clara ventaja de 23-10 en el descanso, resultado del buen dominio territorial y buena fluidez de juego en la primera parte.

Justo al filo del descanso se lesionaba Adrián y Couso entraba para ejercer de apertura. Mangueras también entraba ayer, en la segunda parte. Se empezaron a cometer más golpes y se tuvo menos posesión en esta mitad, especialmente los últimos 20 minutos. Antes de eso, un ensayo de Mangueras era posado, lo que daba una ventaja suficiente para jugar más calmados. Sin embargo, se debió resistir el asedio del Semi, quien no paraba de intentar el ansiado ensayo, lográndolo en el minuto 70.

Un fallo de colocación tras el saque inicial, hacía que los visitantes se impusieran de nuevo sobre el campo local. Sin embargo, se pudo resistir negándoles el bonus, tanto ofensivo, por los 4 ensayos, como el posible defensivo si hubieren transformado.

Gran partido para recuperar sensaciones ante un rival directo y buen arranque de la segunda vuelta, aunque la carrera es de fondo, y quedan muchos partidos por jugarse.

Íbero CR 83 – 5 CRS Tarazona (FEMENINO)

Amanece. Es Sábado. Es el Rugby Day. El pronóstico del tiempo augura que va a llover con un 80% de seguridad. En palabras del teórico que todo club tiene, hace un día perfecto para jugar al rugby. La octava jornada de la liga regional senior de rugby da comienzo con la vuelta al terreno de juego del Ibero C.R. vs Seminario Tarazona, tras la pausa invernal. ¿Habrán hecho mella las festividades navideñas en las jugadoras?

El partido comienza con un poco de retraso, lo que acentúa los nervios de las Íberas. Hay posiciones nuevas, técnicas aprendidas a poner en práctica y todo influye. Seminario juega a 15, algo nuevo en esta temporada, por lo que hay que ser cautas y estar preparadas para todo. Pero en el minuto 4 de partido, los ánimos se relajan con el primer ensayo del 3 Íbero, Alicia Monteruel, arrollando a la defensa contraria. Y así hasta 2 ensayos más en los primeros 10 minutos de partido,

Pero Tarazona quiere demostrar la fuerza y las ganas que tiene, ensayando en el minuto 14, convirtiéndose en el segundo equipo capaz de romper la defensa Íbera este año. Nuestras jugadoras lejos de desanimarse, canalizan la rabia en mantener una tabla firme y contundente a la vez que atacar con más fuerza aún. Lo que se traduce en un resultado de 6 ensayos a 1 al finalizar la primera parte.

Tras un pequeño descanso, el Íbero retoma el campo buscando doblar el resultado. Y lo consiguen! Gracias sobre todo a la velocidad leopardesca de las 3/4, volviendo a destacar Natalia “runner” Rendon, Sofía Blasco y María Pineda como máximas anotadoras.

La delantera Íbera siguió con su trabajo de choque, limpiar, choque, limpiar hasta que alguna encontraba el deseado hueco en la línea defensiva contraria (ensayo de Alodia Villar, Violeta Magaña y Pilar Cobos) mientras que el Seminario mostraba que aún no estaban vencidas, retomando por unos momentos la posesión del balón y avanzando suficientes metros como para acercarse a la línea de ensayo. Se vivieron jugadas intensas en ambos lados del campo.

Especial enhorabuena por un re-debut con ganas y sin problemas, tras un año parada por lesión, para Teresa “rizos” Solana, que junto con Sofía, añadió puntos al marcador con 1 ensayo y magistrales patadas a palos..

El resultado final (83-5) refleja a una Íberas en forma y emocionadas de defender el escudo del club. Lo que no queda reflejado son las muchas y constantes melés hundidas que hubo durante el encuentro generando doble carga de cansancio para ambos equipos.

No se consiguió ganar sin ningún ensayo en contra y solo se cumplió la mitad de los objetivos técnicos propuestos, pero el resultado es muy favorable y las ganas de pelear por el primer puesto son más altas que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.