post

Crónica del fin de semana. Victoria del masculino, derrota del femenino

El club viajaba a Soria en la cuarta jornada de Liga. El masculino se traía de vuelta una ajustada victoria y el femenino, sin poder hacerlo, va conformando poco a poco un grupo, que irá creciendo con el paso de la liga.

Crónica del femenino
Comenzaba el partido en tierras castellanas con unas condiciones idóneas para jugar a rugby: buena temperatura y el terreno de juego en un estado perfecto. Delante se encontraba el ingenieros de Soria, siendo un rival directo para la clasificación. El partido iniciaba con el conjunto aragonés encerrando en en su campo al rival. La gran presión en defensa y la dureza en los contactos de las íberas, hacia que en el ecuador del primer tiempo se adelantase el conjunto visitante con ensayo de Marta y posterior transformación. A partir de aquí las sorianas tiraron de veteranía y llevaron todo el peso del partido, ganando muchos metros en los contactos y el Ibero perdiéndolos haciendo golpes de castigo, consiguiendo ensayar por partida doble, dando fin a los primeros diez minutos con un resultado 10-7.
El segundo tiempo comenzó con la misma tónica, Soria mandando tanto en ataque como en defensa sumando otros dos ensayos tempraneros. A partir de ahí las blanquirojas se dedicaron a ordenar su juego ofensivo y atacar los huecos siempre con apoyos. De esta manera y con tiempo cumplido, tras una serie de fases en su veintidós se consiguió la marca poniendo el 22-12 que ponía final al segundo tiempo.
El último tiempo, fue una lucha de igual a igual, las sorianas por su parte querían sentenciar el partido y las zaragonas tirar de épica y remontar. Finalmente la balanza se decantó por el equipo local que consiguió un último ensayo que puso el definitivo 29-12. Una derrota que deja mal sabor de boca, pero que sirve para aprender y mejorar.
Crónica del masculino

El masculino jugó un partido del que no estamos orgullosos. Con ciertas bajas sensibles, todo hay que decirlo, pero con muy poco esquema de juego. Un partido que no fue bonito de ver, poco fluido y con muchas fases estáticas que para colmo, no salían demasiado bien. En la melé un toma y daca, y en la touch, el Ingenieros de Soria fue superior.

La primera parte finalizaba con un 5-8 a favor nuestro gracias a un golpe transformado por Lacambra  y un ensayo de Pampa, tras una buena jugada individual saliendo desde la 22 propia. Sin embargo, apenas tuvimos posesión en estos 40 primeros minutos y el partido transcurría, como hemos dicho, sin fluidez y sin encadenar más de 3 o 4 fases.

En la segunda parte, el equipo mejoró en el juego cuando realizó el esquema aprendido, lo que otorgaba dos ensayos transformados y daba una ventaja amplia con un marcador de 5-22. Sin embargo, los últimos 20 minutos, el Ingenieros de Soria se volvió arriba. Nuestras posesiones no se rentabilizaban al embarrarse el balón en los rucks y poco a poco se volvía a la tónica de la primera parte, sumado a la expulsión temporal de Luismi. Fase estática y fase estática, una tras otra, en la que Ingenieros imponía el físico de sus jugadores. Con ello, conseguían dos ensayos más que dejaban el resultado final en 19-22. Decir que hubo al menos dos ocasiones más de marcar ensayo por nuestra parte, pero por fallos, a veces forzados, a veces no, desaprovechábamos oportunidades que nos costaron el bonus ofensivo, y que al final de liga, pueden marcar diferencias.

Como decimos siempre, queda TRABAJO, TRABAJO, Y MÁS TRABAJO. Sólo con sacrificio se consiguen las cosas.

Gracias al Ingenieros de Soria por un estupendo Tercer Tiempo, como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *