Crónica: Seven playa de Laredo

El pasado fin de semana el Íbero estrenaba sus camisetas de Seven en la playa de Laredo, perteneciente al circuito del Cantábrico, llegando el viernes por la tarde al camping en el que estaban los demás participantes, y saliendo el domingo con unas buenas quemaduras, pero con sonrisas en la cara después de haber pasado un gran fin de semana.

Luis (seguramente futuro íbero), e Íñigo Malliguiza, se unían a la expedición a la que acudían los veteranos Carlos Orgaz y Luis Valer, junto con Chamarro, Pablo, Nacho Gracia, Munu, Diego López, Mariano, Íñigo Mendizábal, Charly, Nikoala, Barbe y Lacambra . Santi (lesionado), y Cases, estarían en la banda.

El Torneo empezó mal, pero a la postre, fue la única derrota del torneo, contra un superior Gaztedi (mas físicos, más experimentados, y sobre todo, jugando a mayor nivel). Aún así, Mariano posaba un ensayo.

El siguiente partido serían contra nuestros “paísanos aragoneses”, el Quebrantahuesos, a los que se les ganó por dos ensayos a uno (marcaron Nikoala y Luis).

Después ya era una siguiente fase, y se empataba a 1 ensayo, (Malliguiza era el que esta vez culminaba una gran jugada colectiva), frente a un equipo plagado de jugadores del VRAC. Por desgracia, a lo largo del torneo ellos llevaban 5 ensayos frente a los 4 nuestros, lo que decidió pasar a la siguiente fase.

Estando pues en la categoría de consolación de plata, se ganaba contundentemente al equipo “Bizarros” pese a la suprerioridad física de éstos. 3 ensayos de Mendizabal, Lacambra y Orgaz frente a cero del contrario, marcaban un gran partido que daba pase a la final de consolación de plata. La pega fue la lesión de Mariano, aunque finalmente se quedó en un susto.

El último partido, fue también victoria, frente a la Facultad de Derecho de la Complutense. Dos ensayos,de Diego y de Charly nos la otorgaban… y pudieron ser más, si hubiéramos jugado más colectivamente y rifado menos el balón.

Nos quedamos campeones de esa categoría, pero obviamente el objetivo era disfrutar y pasarlo bien, en un torneo donde los equipos tenían un nivel impactante, por lo general muy físicos, e incluso contando con internacionales de España en distintas categorías.

La pretemporada continúa, y puede que incluso acudamos a algún torneo más, si las ganas siguen.