Crónica del fin de semana

Empezaban Linces visitando a Huesca, el nuevo equipo de la competición, quién además, estrenaba palos en su campo. Nos alegramos mucho de ello.

HUESCA RUGBY 15 – 44 LINCES XV

El día no comenzaba como Linces se esperaba: llegando justos al campo del Huesca y con un calentamiento express, que sumado al retraso del pitido inicial por problemas técnicos con las actas, hizo que el XV zaragozano empezase el partido descolocado y en un campo que se le hacía pequeño.

Sin embargo, Huesca por su parte y a pesar de no tener cambios, hizo notar en los primeros minutos su contundente delantera que les llevó a ponerse por encima del marcador con dos ensayos con una conversión (12-0).

Nuestros linces empezaban a reaccionar ante el contundente rival bajo la premisa de no luchar sus rucks, rebajando el elevado número de golpes en contra y la desesperación del árbitro. El entusiasmo de la delantera se centró en el placaje y mantener el balón, permitiendo abrir balones a una línea que casi no había participado en el encuentro. Así, llegaron los ensayos de Niko y Munu, con conversiones de Puntas (12-14)

El encuentro llegó al descanso con un partido igualado, donde cada equipo golpeaba con sus mejores armas.

La vuelta al verde continuó con una balanza que no se definía hacia ningún equipo.

Juego intenso con buenas defensas, por lo que Huesca aprovechó un golpe para convertir y volver a ponerse por encima del marcador (15-14).. El equipo local, como tónica constante, hacía sufrir a los delanteros de la falcata en la melé, ganando varias ocasiones o impidiendo la salida limpia del oval.

Linces continuó con un buen juego, tanto delanteros como la línea que sumaba a todos sus efectivos al ataque. Tras varias fases de avance continuo, el equipo se plantó en la puerta del ensayo, siendo Jorge (Señor Mayor) quien entrase pegado a la línea de banda para plantar el oval. Gracias a la buena acción del línier, siendo imparcial en un ensayo un tanto dudoso, subieron los 5 puntos al marcador, mereciendo 1 punto en el tercer tiempo y un vaso de la codiciada chinchimina por el juego limpio. 

En los siguiente minutos, Huesca plantó cara a pesar de que la suerte sonrió a Linces con dos ensayos protagonizados por patadas cortas después de pérdidas caóticas del oval dentro de la 22 oscense. Así, Munu, por segunda vez, y Sinatra conseguían romper el marcador a favor de Linces(15-29). Con los cambios en las alas, Mario por Arturo y Jorge por Carreras, las patadas corrieron a cargo del capitán, Couso, quien no consiguió convertir dada la dificultad desde los extremos del campo.

Corría el tiempo y Linces se creyó superior, con una tabla sin huecos y fases de ataque consolidadas, haciendo retroceder la línea defensiva oscense en cada choque. Tras varias fases avanzando, Mariñan consiguió romper la defensa y plantar tras levantarse rápidamente de un placaje a un metro del ensayo.

El cansancio y la falta de ideas se empezaba a notar y afloraron las patadas defensivas en los dos bandos, dando protagonismo a los zagueros que resolvieron bien las situaciones. Tras varios intentos, Niko consiguió romper la tabla de Huesca, y ensayar por segunda vez tras una larga carrera.

Con el tiempo cumplido, Couso sacó un golpe rápido en la 22 oscense que descolocó al equipo rival, dejando a Orte el último ensayo del partido.

Linces se tomó el partido como una preparación del encuentro contra su hermano mayor, el Íbero, el próximo 14 de diciembre para demostrar que no les vale con estar unos minutos por encima en la tabla de clasificación.

Cabe destacar que pese a la falta de cambios de Huesca y algún lesionado que no quiso abandonar a sus compañeros, los oscenses desarrollaron un buen partido, peleando en cada encuentro sin bajar los brazos. Además, el buen ambiente del tercer tiempo dejó a todos los jugadores con un buen sabor de boca.

¡Enhorabuena a los dos equipos! A pesar de ser los «filiales», en el campus universitario de Huesca se disfrutó de buen rugby.

CEFA UNIZAR 45 – 0 ÍBERO (FEMENINO)

Llegó el esperado día. El partido más exigente de la temporada, para el que el equipo se había estado preparando desde julio. Las tardes de físico sudando el verano, los duros entrenamientos de placajes, todas las exigencias debían verse reflejadas en este partido, en el terreno de juego en el que muchas empezaron el contacto con el rugby: en el SAD.

La tarde comenzó con un imprevisto. A pesar de llegar pronto al campo, las jugadoras no pudieron entrar porque estaba cerrado. Así, comenzaron a cambiarse fuera, con los nervios a flor de piel. Medias, pantalones… Todavía sin saber las quince iniciales, sin saber qué camiseta llevaría cada una. Pero, eso sí, todas lucirían y defenderían el mismo escudo.

Así, a las cuatro de la tarde comenzó el encuentro. La intensidad estuvo presente desde el primer momento, tal y como se esperaba. Las liberaciones lentas del Íbero permitían robar balones, pero también los fallos a la mano del C.D. Universitario aventajaron a las visitantes en alguna ocasión. Sin embargo, en el minuto diez llegó el primer ensayo de las locales. Dolió, fue el primero de la temporada, ningún equipo había sido capaz de pisar la zona con anterioridad. Aún así, la fuerza continuaba en las líneas íberas, que no se dejaban dominar.

Poco después, pasó algo que marcó el partido. Cuando portaban el oval las blanquirrojas, Clara ‘Bombi’ cayó al suelo y, en ese momento, tuvo que abandonar el terreno de juego lesionada. Entró por ella Blanca, que también se tuvo que retirar en poco rato por lesión. Y así, los ánimos del equipo se desvanecieron y fueron llegando los ensayos del C.D. Universitario.

La segunda parte no mejoró y las bajas siguieron encadenándose. A Clara y Blanca se sumaron Ricote, Sara y Patri. La delantera íbera estaba en sus mínimos e hicieron falta repuestos, pero ni estos fueron suficientes. El desorden era evidente el la tabla defensiva y las locales consiguieron ensayar en siete ocasiones. Así fue la primera derrota del Íbero femenino esta temporada.

Al acabar, después del pasillo; lágrimas, caras largas, insatisfacción. No se logró lo esperado, lo preparado. El entrenador tampoco estaba contento. Las heridas dolían más que nunca y se lamentaban las bajas ocasionadas durante el juego. Tanto esfuerzo que no dio sus frutos. O no esta vez, al menos. Ahora, tras una jornada de reflexión, la realidad vuelve. Los ánimos no se han venido abajo y las jugadoras quieren corregir los errores que ahora ya han reconocido. Las lesionadas, por su parte, tienen ganas de recuperarse y poder volver a darlo todo con su club. Por el momento, toca descanso de liga hasta la vuelta de Navidad, cuando esperan estar todas preparadas y más fuertes que nunca para seguir dando guerra.

CEFA UNIZAR 19- 25 ÍBERO (MASCULINO)

El Íbero sacó 5 puntos que tenía de objetivo ante un rival al que nunca se le había ganado con bonus ofensivo. Una primera parte de dominio íbero, pero no muy reflejado en el marcador, ya que sólo aventajaba por un 5-10 al conjunto local, pese a que los rojiblancos otorgaban más sensación de peligro cuando tenían el balón en las manos. Un ensayo de Aguilar, y otro de Pablo, fruto el primero de ellos por una presión a base de una patada, y el segundo como consecuencia de una arriesgado pase plano para que Lalo corriese como nos tiene acostumbrados, eran los tantos conseguidos por nuestro equipo. Sin embargo, hasta 3 golpes de castigo eran errados, junto con las dos transformaciones.

La segunda parte, tocó sufrir bastante más, ya que el Universitario impuso su ritmo con la delantera. Un ensayo de nuevo gracias a la velocidad de nuestros hombres de atrás, alejaba a los nuestros, éste sí, con transformación incluida, pero el CEFA volvía a recortar distancias, también con ensayo transformado. Un golpe de castigo y un nuevo ensayo, otorgaban el bonus ofensivo, y una relajación un tanto mala, que otorgó de nuevo presencia a los locales, llegando a jugar de nuevo en campo contrario y del que sacarían un ensayo de castigo. Finalizaría el encuentro desde nuestro campo, y sufriendo más de lo debido. No obstante, objetivo cumplido, 5 puntos más, y no hay que quitar mérito, siendo que se llevaba más de un mes sin competir.

Queda el partido del «autoderby» y dos encuentros aplazados, en los que el Íbero espera seguir sumando puntos de cara a la clasificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.