Crónica del fin de semana

Durante este fin de semana todos los equipos del club han tenido partido. El femenino, continúa líder invicto, y lo que es más, sigue sin encajar ni un sólo punto. El Íbero jugó un amistoso frente al CEFA UNIZAR y el LincesXV puso en jaque hasta el minuto 70 al líder de la Liga masculina.

ÍBERO C.R. 81 – 0 HUESCA RUGBY

El sábado, el equipo femenino encaró el primer partido sin sol. La noche y el frío fueron protagonistas del enfrentamiento contra el Huesca Rugby, equipo que llegó al velódromo de Zaragoza con tan solo catorce jugadoras en sus líneas. Fue, por lo tanto, un partido atípico que se jugó con 28 personas en el campo, catorce para cada equipo. Tras un poco de desconcentración inicial en el calentamiento, las íberas entraron con muchas ganas al campo y, enfrente, el equipo oscense no se lo quería poner fácil.

Las visitantes placaban con intensidad para frenar el ataque bien armado de las locales. Así transcurrieron los cinco primeros minutos, con el equipo intentando ordenar el juego para acercarse a la línea de ensayo. En ese momento Clara Beltrán abrió el marcador para las íberas y Sofía Blasco añadió una transformación. Con este, llegaron más de Alodia, Sofía, Natalia y Blanca en la primera parte, ya que las rojiblancas no caían en intensidad y soportaban los duros contactos del club oscense. Estas sí que perdieron en fuerza, se notaba que no tenían suplentes y que las catorce jugadoras titulares continuaban jugando.

Al llegar el descanso, las íberas pudieron dar frescura a su juego con algunos cambios. Así, poco después empezar la segunda parte ensayó de nuevo Clara. Sin embargo, se notó la inexperiencia de algunas de las que entraban, pues desde el minuto 45 prosiguió una larga fase de control del oval y del juego por parte del equipo oscense. Había algo de desorden en defensa y fallaban los placajes. Además, cuando intentaban abrir balones a la línea, estos se caían de las frías manos de las jugadoras. Las veteranas intentaron sacar adelante a sus jugadoras, que veinte minutos después volvieron a entonarse. Alodia ensayó en el 67 poniendo fin a la incertidumbre en las líneas del Íbero, que temía encajar el primer ensayo de la temporada en cualquier momento pues, a pesar de ser pocas, las jugadoras del Huesca Rugby no se daban por vencidas.

Anotaron entonces Sofía, Natalia y María Serrano, que aprovecharon su velocidad para romper la tabla del equipo oscense. Finalmente, las íberas consiguieron mantener a cero su zona de ensayo y ganaron el cuarto partido de la temporada (81-0). Cabe destacar que dos de las visitantes no pudieron finalizar el encuentro tras sufrir un esguince en su tobillo, por lo que el Rugby Huesca acabó jugando con dos menos. Aun así, fue de admirar su perseverancia, pues no dieron el partido por perdido en ningún momento. Desde el Íbero Club de Rugby queremos agradecer su compromiso con este deporte, no pusieron las cosas fáciles a nuestras chicas.

CRS TARAZONA 24 – 16 LINCES XV

Un día de frío y viento, domingo para más inri, pero con muchas ganas de jugar al rugby por parte de un equipo que va a más. Si bien con el aplazamiento del encuentro del Íbero, algunos de los habituales en este equipo pudieron ayudar a sus compañeros de Linces, tan sólo fueron 6, y de los cuales, 3 eran reservas. Visión de club (y del rugby regional en global) muy distinta a la que podemos ver en otros clubes.

Las consignas eran claras: atacar el eje y no abrir con más de dos pases; jugar en campo contrario y a patada, ya que teníamos el viento a favor; y oportunidad que se mostrara probable para arrancar 3 puntos, no desaprovecharla. Y así fue en gran parte del encuentro con Couso como director de orquesta y ejecutando el plan.

Al descanso se llegaba con un 5-9. Tres golpes pasados por Canudo, frente a un ensayo de Tarazona. A pesar de la expulsión temporal de Cover, el equipo no se vino abajo sino todo lo contrario, anotó un ensayo, por medio de una recepción ganada por Alex «Bicis» en un propio saque de 22, que transmitía para Nacho Gracia, y este para Orte, quien corría 40 metros para posar bajo palos. Canudo transformaba y ponía un esperanzador 5-16 que hacía poner nervioso al rival. El juego transcurría, pasaban los minutos y aunque no podíamos acercarnos a la 22 rival, tampoco dejábamos que entrasen en la nuestra. Sin embargo, la lesión de Mangueras cambió eso, ya que el rival, ahora con viento a favor, aprovechó para buscar la espalda de nuestro zaguero, y desde ahí, someter presión. Llegaría el segundo ensayo transformado, que ponía un 12-16 peligroso a 10 minutos del final. En un balón en nuestra 22, se olvidó la consigna de jugar por el eje y despejar en no más de dos fases, jugando a la mano hasta el ala y perdiendo el balón. De ahí, el «semi» sacó frutos y logró un nuevo ensayo que les ponía 17-16.

Hubo una última oportunidad, pero un balón perdido en un ruck, y una posterior patada profunda, lograba introducir a los «curas» en nuestra 22 nuevamente, de lo que sacarían un último ensayo que les daría bonus ofensivo, nos quitaría el bonus defensivo, y finalizaría el partido. 24-16 que se antoja por un lado injusto por el trabajo y esfuerzo realizado, pero que no debe desmerecer una gran actuación de poner en jaque al líder de la Liga, por parte de un equipo que recordemos, tiene el objetivo de formar jugadores.

ÍBERO C.R – 24 – 31 CEFA UNIZAR (AMISTOSO)

Mal encuentro jugado por ambas escuadras, con muchos fallos no forzados. Los visitantes movieron bien el balón con un 10 muy inteligente que supo observar los espacios que se generaban en un Íbero con poco carácter defensivo. 80 minutos, con melés pactadas por falta de primeras líneas por nuestra parte, que al menos, sirvieron para no perder oportunidad de seguir sumando experiencia y conjunción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.