Crónica del fin de semana.

El fin de semana nos dejó dos victorias, en femenino y regional, y una derrota, en desarrollo. Además, un parte de guerra con varios lesionados, que esperemos se recuperen cuanto antes.

FEMENINO

Nuestras chicas eran las encargadas de abrir la jornada en una tarde en la que la lluvia no dio respiro a los asistentes al estadio de Los Pajaritos. El partido, se disputó  a siete jugadoras por equipo y a tres partes de diez minutos.

Las blanquirojas empezaron muy enchufadas y aprovechando la superioridad en el exterior, se consiguieron rápidamente tres ensayos de mano de Rizos, Alodia y Tere.

Pero el equipo castellano demostró que el partido no iba a ser un paseo para el Ibero, y tras la salida del campo de Arantxa que sufrió un fuerte golpe en la cara, las sorianas recortaron distancias para poner en el marcador 5-19.

El segundo periodo poco tuvo que ver con en el primero aunque Alodia consiguió otro ensayo en su cuenta personal a los dos minutos de comenzar.

Tras hacer las rotaciones, las jugadoras visitantes no salían con la concentración necesaria debido al fuerte temporal. En consecuencia, no se conseguía avanzar metros y en defensa la presión no era la adecuada. Todo esto conllevo que la ingenieras consiguieran llegar a la zona de marca maña por tres veces dejando el resultado en un 22-22 que dejaría para el último tiempo.

Con la charla del entrenador en el descanso, el Ibero de nuevo se ponía el buzo de trabajo y asedió sin descanso la veintidos local. Muchas eran las ocasiones, pero una vez tras otra el balón se caía en último momento y los planes de ensayar de las nuestras se veían frustrados. De esta forma se llegaba a la última jugada del partido en la que de nuevo como en la primera parte, Clarita aprovechaba la superioridad creada en el exterior para ensayar y poner el 29-22 final dándole la victoria a las blanquirojas.

En resumen, un partido complicado en un campo muy complicado y que servirá para aprender que en los momentos más difíciles no hay que rendirse.

REGIONAL

En la lluviosa tarde en que se jugó, el Íbero intentó desplegar su juego ofensivo abierto, y pese a que se realizaron buenas jugadas, empezaron a llegar los errores producto del resbaladizo balón. El juego se enmarañó en múltiples fases estáticas, melé – golpe-touch, melé – golpe – touch. Incómodo para nosotros, más aún cuando la melé flojeó en ocasiones, con un 3 contrario que hacía ponernos en problemas.

El primer ensayo llegó de la mano de Gonzalo Ferández, fruto de una jugada por el lado cerrado, quién con su velocidad, se iba hacia zona de marca. Otros dos ensayos, los posaría Pablo en jugadas prácticamente calcadas. Touch muy bien atrapada por Roncalés, buen montaje de maul, y Pablo, inteligentemente, veía los huecos que dejaba la defensa soriana.

En la segunda parte, se habló subir el ritmo, tanto en ataque como en defensa. Lo último se pudo ver los primeros minutos de la segunda parte, no permitiendo al contrario avanzar metros donde más fuerte era, cerca de los puntos de encuentro. Si jugaban al abierto, la subida defensiva era ordenada y ganábamos metros, gracias a la presión de Munu, que siempre se nota  cuando juega en la tercera línea, y posteriormente de Carlos Esteban, que ayer salia desde el banquillo.  En ataque, empezaron a llegar los ensayos, otros dos más de Pablo, dos de Carlos Esteban y Dani Aguilar quien arrolló literalmente al placador adversario. También hay que destacar que Mariano tuvo una muy buena actuación de cara a palos.

A partir del minuto 50, se realizaban todos los cambios y en poco tiempo, Lacambra se lesionaba en un lance con un compañero, y con un corte en el parpado y ligera conmoción retirándose del campo. Así pues, 14 contra 14 los últimos 20 minutos, donde sí se vio un ritmo más acelerado de juego.

Aunque el último ensayo también vino por nuestra parte, los Ingenieros de Soria aprovecharon casi la única opción que tuvieron en la segunda parte para anotar su ensayo por medio del pilar derecho, que fue posteriormente declarado el mejor del equipo rival.

Agradecer a los sorianos su amable y abundante Tercer Tiempo, y también su atención a la hora de curar el corte a Lacambra.

DESARROLLO

Difícil partido el que jugaron ayer nuestros chicos del desarrollo. La movilidad de los jugadores del sub23 del Fénix, sumada con la dificultad de jugar bajo la lluvia propiciaron un partido en el que apenas se tuvo la posesión, sobre todo en la primera parte, pero yéndose tan sólo 7-0 al descanso.
No obstante, eso no hizo que la actitud de nuestros jugadores (poco experimentados pero con muchas muchas ganas) decayera, sino todo lo contrario logrando una segunda parte mucho más organizada en defensa y más seria, consiguiendo así tener más posesión. Chencho, muy acertado en sus decisiones planteó una segunda parte basada en jugar en su campo a través de patadas muy comprometedoras para la defensa rival, y permitiendo así que Luis, en una fantástica jugada individual marcara el último ensayo que subió la moral de los rojiblancos (ayer con la nueva equipación, porque  también se merecen jugar con ella).
Antonio, como capitán, dio ejemplo y pese al corte en la oreja, siguió jugando todo el partido, y no es para menos, ya que después, se llevaría 5 puntos de sutura. Gonzalo Ares, es otro que también tuvo lesión ayer y es posible que tenga que estar en la enfermería un tiempo. Esperamos que sea el menor posible.
Gracias, como no podía ser de otra manera, al Fénix por su Tercer TIempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *