Crónica del fin de semana

Comenzaron las chicas, que presentaban notables bajas, y viajaban solamente 8. Salieron al partido con el cuchillo entre los dientes mejorando las fases estáticas en melé, ganando las propias y robando alguna al quebranta, y también mejorando la recolocación defensiva. El partido comenzó con un ensayo temprano del quebranta, al que supieron responder con un rápido ensayo de Marta.
En la segunda parte, pagábamos caros los fallos que nos costaban 2 ensayos más en contra, pero nuestras chicas no se achantaron, y sería Maite la que posaría el balón en zona de ensayo contraria, tras una impresionante carrera desde nuestra 22. Con este ensayo nuestras guerreras se vinieron arriba y Clara conseguía el tercer ensayo a golpe de delantera. Ensayo que Isa Transformaba al igual que los otros dos. En la tercera parte, sufríamos la baja de Blanca e Isa, que nos dejaba con 6 en campo y el rápido juego del quebranta marcaba 3 ensayos más. Resultado final: 36-21 para quebranta, un resultado que nos deja un sabor agridulce, quedan cosas por mejorar, pero la victoria está cerca.

Para el masculino se avistaba un partido difícil, y así lo fue. Si ya de por sí, el Quebranta A es uno de los “cocos” de la liga, ir con una delantera algo inexperta, poco conjuntada y con una semana en la que la asistencia a los entrenamientos (por estar enfermo o lesiones varias) ha sido escasa, no ayudaba.

Melees perdidas por una apisonadora que se tenía en frente, una touch que sigue sin carburar del todo, y unas tomas de decisiones egoístas y precipitadas en los pocos balones que teníamos, sumado a una presión asfixiante en algunos momentos del juego, fueron la tónica del partido. No obstante, no hubo una bajada de brazos y estos partidos hay que tomarlos como un entrenamiento defensivamente exigente. Sí que se ha mejorado en recolocación defensiva (se vio contra el Uni en la primera parte), en la subida, y en las ayudas.

Hay que seguir trabajando el aspecto físico (individualmente), las fases estáticas, y la toma de decisiones en ataque. Y por supuesto, la intensidad en el juego. A seguir esforzándose y a pensar ya en el próximo partido que somos locales.

Gracias al Quebrantahuesos por un tercer tiempo con un buen y exquisito rancho  acompañado de cerveza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *