Crónica del fin de semana

Llovía a jarros en Soria durante la tarde de ayer, y pese a un par de charcos, el césped de “Los pajaritos” estaba tremendamente bien cuidado, y dispuesto a soportar las pisadas de los tacos de los jugadores.

Jugaba primero el senior, que acudía con 21 convocados (mención especial a Ariete, que había tenido su fin de carrera en la noche anterior, y a Victor, que pese a hacerse una brecha en la cabeza tan solo hace dos semanas, las ganas le podían). Empezábamos muy enchufados en el partido y se tenía posesión y territorio, que se materializaría en los 3 primeros puntos del Íbero, y del partido, gracias a la buena bota de Barbe. Pronto, contestarían los sorianos, por medio de una escapada de su 9, que se producía por un despiste de nuestra defensa, en un punto de encuentro. Sin embargo, otro golpe era conseguido por los nuestros y Barbe pasaría de nuevo entre palos el oval. Un 5-6 muy esperanzador, que se abortaba cuando Compadre tenía que salir del campo por una brecha encima de la ceja  – desde aquí agradecer al equipo de los Ingenieros, que le trasladasen junto con uno de sus jugadores al hospital, para cerrar la herida -. Una pena ya que se estaba entendiendo muy bien con Mariano y estaban haciendo fluir muy bien el balón.

De nuevo Soria ensayó y transformó. y Barbe contestaba con otro golpe. 12-9 al descanso.

En la segunda parte, dos nuevas marcas en la zona de ensayo íbera, hacían que los Ingenieros de Soria rompieran el resultado en el marcador, pero no el partido. También anotarían un golpe para poner el definitivo 27-9,que no refleja del todo lo vivido en el campo. Obviamente, el equipo castellano tuvo sus oportunidades y las materializó, lo que le hace justo vencedor del encuentro. Nosotros, no supimos rematar bastantes oportunidades, lo cual deja un sabor agridulce, puesto que se ve nuestra progresión (increíble en especial en las fases estáticas), y al mismo tiempo nos carcomen esos pensamientos por dentro, de alcanzar definitivamente la victoria, por justicia al trabajo cada vez mejor hecho. Hay que quedarse con que a la ida, nos metieron una paliza en casa de 3-53, y en la vuelta, hemos recortado muchas distancias tanto en resultado como en despliegue de juego.

Ayer todo el equipo jugó con gran pasión, y en especial, mencionar a “Munu”, íbero of the match, que estuvo en todas partes, a Mariano, que también dotó al juego de muy buen ritmo, y a Andrés Beltrán, que hizo muy buenos placajes salvadores y un buen robo de balón. Los tres mencionados, van recuperándose de lesiones que les han lastrado toda la temporada, y se les nota esas ganas por reivindicarse, y aportar su trabajo antes de que acabe la temporada.

Después, a las 17:30, era el turno de nuestras íberas. Un mal comienzo les lastró, ya que las chicas del Ingenieros de Soria, les endosaron dos ensayos tempraneros, y les arrinconaron durante toda la primera parte. Las nuestras, mejoraron a partir de ahí, en un intento por conservar el balón en los puntos de encuentro, ya que las sorianas, con más poderío físico, obligaban a las nuestras a meter más jugadoras en los rucks, y no permitiendo que las de rojo y blanco pudieran desplegar balones claros. En la segunda parte, pese a seguir las de verde y amarillo presionando, las cosas se equilibraron más, y Raquel conseguía posar el balón en la zona de ensayo contraria. En la tercera parte, también Maite ensayaba para subir otros 5 puntos al marcador rojiblanco, y poner fin a un bonito y peleado encuentro, que es el último de la liga aragonesa femenina, aun a falta de otros partidos amistosos y una competición a XV que se realizará en el mes de mayo.

Como colofón, se puede advertir sin ningún tipo de duda, que han crecido como jugadoras individualmente y como equipo, que son una parte muy importante del club, y que es fantástico ver como no son solo un grupo que juega al rugby, sino una piña también fuera del campo.

foto palos en soria

Por último, agradecer un genial Tercer tiempo en Soria, pudiendo disfrutar de la segunda parte del Irlanda – Escocia del 6 Naciones, en un pub disfrazado de adornos para celebrar San Patricio, y desear mucha suerte en el final de liga a los Ingenieros de Soria, que mostraron desde el inicio hasta el final de la jornada, gran amabilidad y buena educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *