CRÓNICA MASCULINO IBERO-QUEBRANTAHUESOS

Partido muy físico frente al Quebratahuesos C.R en el que pese a encajar una buena cantidad de puntos el equipo pudo dar una buena imagen en defensa. El ataque, salvo excepciones, no fue incisivo y no consiguió romper las líneas de los del Somontano. No en vano son el equipo que menos puntos ha encajado en la competición. En cualquier caso seguimos mirando al futuro y en especial a los importantísimos partidos que nos quedan de aquí a final de temporada y que serán auténticas finales.

Equipo Masculino

Segunda vez esta temporada que el equipo disputaba un partido en un domingo por la mañana. La primera vez fue en un desplazamiento a Jaca hace ya unos meses. Esta vez jugábamos en casa y el desplazamiento no iba a ser nuestro “handicap” a la hora de jugar. Sin embargo sí que lo fue el hecho de acumular bajas por lesión de varios jugadores, a pesar de ello el Ibero es un equipo de guerreros que nunca se rinde y presentó 23 jugadores dispuestos a luchar por sus colores. Un punto muy positivo del cuadro que presentábamos fue la reincoporación de Andrés Beltrán, Mariano, Nacho Gallego y Diego López, así mismo destacar el debut de uno de nuestros nuevos delanteros, Jorge. El día presentaba unas buenas condiciones para jugar a rugby., soleado aunque un poco ventoso. En los aledaños del campo se estaba disputando un duatlón que impidió a nuestros visitantes subir con el autobús hasta la puerta. En cualquier caso había buena ambiente con música que aunque poco tenían que ver con nuestro partido, animaban la mañana.

El estado del césped, a pesar de su habitual precariedad, las lluvias del día anterior lo habían acomodado hasta un punto digno y seguro para jugar. Tras el sorteo comenzamos a jugar desde la parte del campo donde solemos entrenar, un acomodo que se notó en algunas fases del juego. Las fases estáticas fueron resueltas con cierta soltura, las melés continúan con su mejoría aunque tuvimos enfrente a un gran rival que nos hizo pensar lo contrario en algunos momentos. La combinación de fases de delantera y la posterior apertura para que corrieran los ¾ de la mano de Cases e Iñigo Mendizabal funcionó bien. Eso sí, siempre que teníamos la pelota, un privilegio que el rival no nos concedió en exceso. Sabemos cuales son nuestras carencias y trabajamos en ellas para mejorar. Tenemos grandes jugadores que disfrutan y manejan bien cada vez que tenemos el balón. Pero como digo, el rival del domingo no es un equipo que conceda balones tan fácilmente al contrario. A pesar de ello luchábamos cada ruck, melé o touch para conseguirlo.

Los únicos puntos del partido vinieron de las botas de Iñigo Barbe que coló el oval entre los palos tras un golpe de castigo. La muy veloz línea del Quebranta jugó con soltura cada vez que atacaba por su parte del campo. Un buen papel de sus centros hizo extremado daño en nuestra defensa que no pudo seguir el ritmo frenético de los del Somontano. Su eficiencia en ataque les granjeó varios ensayos en una primera parte en la que tuvimos que apartar del terreno de juego a Diego López y a Carlos Colell por lesión.

Al comenzar la segunda parte hubo varios cambios, especialmente en delantera. Cambios importantes que se vieron acrecentados cuando tuvieron que abandonar el campo Cases y Victor Orta por un choque cabeza con cabeza y por el cual tuvieron que acudir al hospital. La tónica de la segunda parte seguía protagonizada por la incisiva línea del Quebranta que ponía en aprietos a nuestras defensas y nos hacía correr de lado a lado, algo que acusó pronto la delantera. Sin embargo, una buena línea de placadores del Ibero vendió caro el ensayo que tanto buscaba el Quebranta y que finalmente consiguieron por perseverancia y buen juego.

Los últimos minutos de la segunda parte para los nuestros fueron muy satisfactorios en lo que a desarrollo del juego y continuidad se refiere. La entrada de Mariano que volvía de una lesión y el hecho de que nuestra delantera se pusiera el mono de trabajo y comenzara a chocar, hizo que el equipo presentara una gran imagen en esos minutos finales donde se combinó a la perfección el trabajo delanteros-línea. Un gran trabajo del que luego, pese a no haber fructificado en puntos, estuvimos muy orgullosos de haber puesto en práctica. El partido terminó con una melé a 5 metros que el Quebrantahuesos convirtió en ensayo tras abrir a la línea.

Tercer tiempo con QuebrantaResultado final: Ibero C.R 3 – Quebrantahuesos 46B. Más allá de leer los partidos en función del resultado, debemos fijarnos en el hecho de haber presentado un juego más ordenado, una defensa mejor recolocada y haber solventado los errores que veníamos cometiendo. Hacer autocrítica cuando se es derrotado es algo que hay que hacer, pero resaltar las “pequeñas victorias” en el campo para repetirlas y que duren en el tiempo es obligatorio. Por ello, enhorabuena como siempre a los que jugaron y dieron todo por este Club. Y gracias al Quebrantahuesos por visitarnos y permitirnos jugar un buen partido de rugby. Ahora toca semana de descanso para los lesionados y todos mirando fijamente las próximas jornadas donde el Ibero saldrá falcata en ristre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *